Hogar dulce hogar

¿Venta por inmobiliaria o vendelo-tu-mismo? – Cambiando de Casa III

Siguiendo con la serie de posts sobre la venta de nuestro piso y la compra de nuestra casa, llegamos al siguiente punto: Cómo vender el piso.

Cuando decides vender un piso se te presentan tres opciones básicas:

  • Vender el piso tú mismo.
  • Vender el piso tú mediante una inmobiliaria 2.0 (tipo Housfy)
  • Vender el piso mediante una inmobiliaria tradicional.

Cada una de las opciones tiene sus pros y contras, vamos a repasar cuales han sido en nuestro caso.

Vender el piso tú mismo

Ventajas

  • Ahorro en comisiones. Cualquier inmobiliaria (tradicional o no) os cobrará dinero por su trabajo, si eres tú el único que se encarga de la venta del piso, eso que te ahorras.
  • Nadie conoce tu piso como tú. Si eres bueno con las ventas, no hay nadie mejor que tú para explicar los puntos fuertes de tu piso y su entorno (colegios, transporte público, comercios…)

Inconvenientes

  • Enseñar el piso solo. En nuestro caso no nos gustaba nada la idea de que mi pareja estuviera solo con los compradores enseñando el piso (mi parte del trabajo en las visitas era sacar a los niños de casa).
  • Papeleo y gestoría. Cuando encuentres un comprador interesado necesitarás que alguien te redacte el contrato de reserva, el de arras y os gestione en general la compra venta para que en el momento de la firma final no falte nada (certificado de eficiencia energética, cédula, inspección técnica de edificios…).
  • Visitas no filtradas. Poner un anuncio en los principales portales con las fotos adecuadas puede reportarte visitas casi inmediatas, pero es posible que todas las visitas que te lleguen no sean visitas ‘reales’. Cabe la posibilidad de que te vengan visitas sin la capacidad de compra necesaria, o incluso con malas intenciones.
  • Gestionar los portales inmobiliarios. Deberás darte de alta en los portales donde quieras publicitar tu piso y crear el anuncio.

Vender mediante inmobiliaria 2.0

Los pros y contras de utilizar una inmobiliaria 2.0 dependen mucho de cuál de ellas se elija, y de qué extras se contraten; así que voy a daros una visión general de lo que extraje cuando investigamos sobre el tema tanto como vendedores como cuando buscábamos la casa para comprar.

Ventajas

  • Más económico que la inmobiliaria tradicional. Por un precio fijo, mucho más asequible que una inmobiliaria tradicional, puedes conseguir que lleven la gestión de tu piso y el papeleo necesario (incluso algunas ofrecen el servicio de mostrar el piso por ti).
  • Te olvidas del papeleo. En la mayoría de las inmobiliarias 2.0 la cuota que pagas va incluida la gestoría.

Desventajas

  • Más caro que venderlo tú mismo.
  • Visitas no filtradas. Nuestra experiencia como compradores de casa no ha sido nada memorable. Cuando hemos querido ver una casa vendida por una inmobiliaria 2.0, nos han llamado tras rellenar el formulario de contacto en el anuncio, y hemos acordado directamente fecha y hora para verla, sin más preguntas. Esto puede conllevar el mismo problema que os he comentado al venderla tú mismo: puede venir cualquier tipo de comprador/no comprador.

Vender mediante inmobiliaria tradicional

Ventajas

  • Otra persona enseña el piso por ti. Cabe la posibilidad de que lo enseñen contigo dentro o sin ti; en nuestro caso, como el piso está habitado y tenemos todas nuestras cosas en él, no nos sentíamos cómodos dejando solos al comercial y los compradores, así que mi pareja se quedaba siempre para enseñar el piso.
  • Filtrado de visitas. Normalmente los compradores pasan por un pequeño filtro antes de llegar a tu casa.
  • Trato personal. Lo más habitual es que en la inmobiliaria se asocie a una persona que será tu interlocutor para fijar visitas, solucionar tus dudas…
  • Propuesta de mejoras en tu piso. Antes de ponerlo a la venta debería ir un comercial a tu piso para valorarlo económicamente. Puesto que están acostumbrados a ver muchos pisos y venderlos, y saben bien cuales son las claves que facilitan la venta, pueden darte consejos de mejora sobre lo que vean.

Desventajas

  • El coste. Una venta con inmobiliaria tradicional puede llevarse fácilmente de un 3% a un 5% de comisión respecto al precio de venta de tu piso.
  • El comercial puede no saber vender. Nos hemos encontrado con algún agente inmobiliario que no sabía transmitir las fortalezas de nuestro piso a los compradores; teniendo que hacer el trabajo mi pareja frente a los compradores y el comercial.

Nuestra decisión

En nuestro caso optamos por la inmobiliaria tradicional .

Descartamos enseñar nosotros solos el piso, y además nuestra experiencia como compradores con las inmobiliarias 2.0 no había sido buena.

Obviamente, cada uno le proporciona un peso diferente a estos pros y contras; y nosotros como compradores nos hemos encontrado de todo. Así que si para vosotros no supone una traba lo de enseñar la vivienda vosotros solos y tenéis tiempo/ganas de pelearos con el papeleo, adelante con venderla vosotros directamente o usar un paquete básico de inmobiliaria 2.0, cuando consigáis la venta, notareis los bolsillos bastante más llenos.

Próximamente os explicaré como elegimos qué inmobiliaria queríamos que vendiera el piso.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *